Nicaragua

Con la llegada al poder de Daniel Ortega, el gobierno nicaragüense dio un viraje en su postura ideológica y doctrina social, hacia una visión de gobierno que mezcló la izquierda popular de masas, con un discurso cargado de simbolismos religiosos, que se vio reflejado en el diseño de las políticas públicas en salud sexual reproductiva. El gradual encono entre los grupos feministas y la administración Ortega, alcanzó un punto cúspide entre 2008 y 2009,lo que derivó en el debilitamiento de los movimientos que podían hacer frente a la tendencia conservadora de la administración Ortega, y en una atmización de la sociedad civíl organizada, en general.

La alianza con Caracas ha derivado en excedentes presupuestales, fuera de rendición de cuentas, que le han permitido a Ortega la creación de programas asistencialistas, que han creado una base clientelar entre la población de menores recursos, y un amplio sector de la burocracia. Tras un controversial fallo de la Corte Suprema de Justicia, Ortega quedó habilitado para buscar la reelección de noviembre de 2011, donde obtuvo una amplia victoria, que además se tradujo para el FSLN en obtener el control total de la Asamblea Legislativa. El tercer periodo de Ortega (segundo consecutivo), durará hasta 2016. 

Nicaragua es uno de los países evaluados por la sociedad civil, como parte de una iniciativa para dar seguimiento a la Declaración Ministerial "Prevenir con Educación" (DM), aprobada por representantes de los Ministerios de Salud y Educación de América Latina y el Caribe en el marco de la XVII Conferencia Internacional sobre el Sida, llevada a cabo en la Ciudad de México en agosto de 2008.

La Evaluación de la Implementación de la DM "Prevenir con Educación" 2012- Del Acuerdo a la Acción; Avances en Latinoamerica y el Caribe, evalúa las estrategias en materia de EIS y servicios de Salud Sexual y Reproductiva tomando como base los compromisos de los gobiernos, aclamados en la Declaratoria. Para ver la evaluación de Nicaragua, haga clic aquí.